Derechos Humanos

Grupo Argos, en desarrollo de la política de sostenibilidad y el cumplimiento del compromiso expresado públicamente sobre el respeto por los derechos humanos, cuenta con un Sistema Integral de Derechos Humanos que responde a los principios del Marco Ruggie de Naciones Unidas. Por lo tanto, existe una política de Derechos Humanos aprobada por la Junta Directiva y un proceso de debida diligencia en este tema, el cual se ha estado desarrollando a través de cuatro ejes, con el propósito de obtener un diagnóstico completo que sirva para tomar medidas eficaces que contribuyan al cierre de brechas y a la mitigación de riesgos.

4.425 colaboradores del Grupo Empresarial recibieron capacitación en Derechos Humanos, lo que corresponde al 33%.

Política de Derechos Humanos

Como principio esencial de su estrategia de sostenibilidad, Grupo Argos está comprometido con el respeto y la promoción de los Derechos Humanos, en todas sus filiales y regiones donde estas operen, de acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, las declaraciones de la OIT, el Pacto Mundial y las leyes aplicables en cada país.

Con la integridad ética como fundamento de las actuaciones empresariales, Grupo Argos asume la responsabilidad de prevenir, identificar y reparar las consecuencias negativas sobre los Derechos Humanos que sus operaciones y negocios puedan provocar.

Proceso de Debida Diligencia

Se identificaron las prácticas organizacionales que evidencian el compromiso con la promoción y el respeto a los Derechos Humanos, entre las que se destacan: programas para el fortalecimiento de la diversidad, liderazgo de género, acceso igualitario a oportunidades, condiciones laborales, libertad de asociación, respeto a los accionistas minoritarios, manejo de datos e información privada, relación con comunidades, inversión social voluntaria, entre otros. Al mismo tiempo, se reconocieron 20 escenarios de riesgo en los entornos de operación del holding y sus filiales, cuatro de ellos transversales a todas las compañías.

A continuación, se exponen los cuatro escenarios de riesgo transversales y las acciones para su mitigación: